5 cosas decepcionantes del iPhone 5s

iPhone 5s Touch ID

El nuevo smartphone de Apple atrae, pero no evita que pensemos en 5 cosas decepcionantes del iPhone 5s. Tal y como vamos a ver a continuación, no se trata del dispositivo móvil perfecto, sino que se ha dejado ciertos aspectos clave que podrían ser mejorados cara al lanzamiento futuro del iPhone 6.

La primera cosa que decepciona es que la pantalla sigue siendo la misma. Había muchos usuarios que, sin querer que se acercara el nuevo iPhone a lo que ofrece un phablet, sí demandaban un diseño de pantalla nuevo y un tamaño ligeramente superior. Buena parte del público esperaba que Apple hubiera aumentado el tamaño de nuevo tal y como lo hizo con el iPhone 5 respecto al iPhone 4S.

También nos concentramos en su procesador. ¿De verdad necesitamos el chip A7 para un teléfono móvil? ¿Qué tiene en mente Apple dejarnos hacer con el terminal? ¿Lanzar misiles nucleares? No parece que el usuario común vaya a exprimir el potencial de este procesador. Si solo sirve para que Infinity Blade III funcione a plena potencia es algo que sin duda dejaremos de lado. Cuanta más potencia de procesador, más consumo de energía, y eso implica que la batería, de lo cual hablamos ahora, no va a ser para tirar cohetes.

Y dicho así, tenemos la batería. No hay mejoras en el rendimiento de la batería. Apple tiene que volver a las bases. Algunos usuarios no queremos que el iPhone 5s pueda mostrarnos gráficos renderizados tal y como lo hacen los ordenadores de la NASA, en realidad solo queremos que el teléfono pueda estar encendido más de un microsegundo. No hay una batería mejor que la del iPhone 5 y se consume igual de rápido. Como tengamos aplicaciones que consuman mucho, mejor será que llevemos el cargador siempre en el bolsillo.

¿Cuarta cosa decepcionante? Seguimos sin un modelo con 128GB de espacio de almacenamiento. Hablamos de Apple, una pionera en su sector que tiene que sorprender. No entendemos a qué está esperando la compañía para llevar más allá el límite de 64GB de la gama iPhone. Los terminales Android tienen soporte para tarjetas microSD, y aunque no tienen porqué llegar tan lejos, es cuestión de tiempo que 128GB sea algo común en ellos.

Y la innovación es el último defecto del que hablamos. El terminal intenta sorprender con su lector de huellas digitales, pero Apple, en serio, no es algo que nos haya hecho especial tilín. Cuando pensaste que Siri sí lo era, estabas en lo cierto, aunque tampoco sea algo que usemos a menudo, pero el lector de huellas se queda muy atrás en cuanto a lo que innovación se refiere. Si esto es lo único que nos vas a ofrecer, sin olvidar la mejora de cámara y otros pequeños detalles irrelevantes para un smartphone de esta potencia, entonces es mejor que tires por la ventana a tu equipo de diseñadores y que busques nuevos empleados. El iPhone 5s no da motivos para emocionarse.

Vía: CNET

Related Post