Apple muestra ante los tribunales una exhaustiva comparativa entre su primer iPhone y el Samsung Galaxy S

Justin Denison, de Samsung

En un esfuerzo para demostrar que no se han respetado sus patentes, Apple presentó recientemente una serie de documentos internos de Samsung en los tribunales donde se podían ver comparaciones punto por punto con el iPhone y de lo que se convertiría posteriormente en el smartphone Samsung Galaxy S.

Un buen número de documentos han aparecido en el juicio de Apple contra Samsung durante el interrogatorio a Justin Denison, director de estrategia en la compañía coreana, que fue llamado a testificar por Apple en representación de Samsung Electronics Corp., Samsung Electronics America y Samsung Telecommunications America.

Según CNet, William Lee, abogado de Apple, ha presentado a Denison como alguien con conocimiento amplio de las estrategias de desarrollo de los productos de Samsung.

Durante el testimonio inicial de Denison, Lee fue directo al grano y le preguntó si Samsung ha intentado en alguna ocasión copiar los diseños de Apple.

Como era de esperar, Denison respondió que no.

Lee presentó entonces a la Corte unos documentos internos de Samsung, algunos de ellos con nombres tan claros como: Respuesta para superar a Apple, Análisis de proyecto reciente de Apple o Estrategia para contrarrestar el iPhone 5.

Samsung Galaxy S

Quizá el documento más significativo de los presentados es uno del día 2 de marzo de 2010 que se titula Informe de evaluación relativo al S1, iPhone, que contiene fotografías lado a lado de la interfaz del iPhone y de lo que parece el Samsung Galaxy S.

Samsung pidió sugerencias o “mejoras” en zonas determinadas donde los materiales de software diferían entre los 2 dispositivos. Una sugerencia a modo de ejemplo fue cambiar la apariencia de la iconografía de la interfaz de usuario del Samsung Galaxy S.

En el interrogatorio de Samsung, Denison argumentó que los diseños de Apple fueron utilizados no por innovación, sino por necesidad, dado que la compañía insiste en que las patentes del iPhone y el iPad no son únicas porque se describen como “rectángulos”.

Kevin Packingham, jefe de productos de Samsung, ha dicho prácticamente lo mismo recientemente, mencionando que encuentra “poco razonable que estemos luchando por rectángulos y que esto se considere una infracción”.

Denison apunta a que el dispositivo con bordes redondeados es simplemente lógico, dado que “si lo tiras, es más posible que no se rompa si está redondeado”.

El testimonio de Denison, que ha seguido a los de Phil Schiller y Scott Forstall de Apple, concluyó el testimonio de la sesión del viernes.

El juicio entre Apple y Samsung se reinicia en breve con la participación de Wookyun Kho, un ingeniero de Samsung que posiblemente responderá a cuestiones relacionadas con la interfaz de usuario. ¿Cómo acabará esta auténtica guerra legal?

Related Post