España le da la espalda a los móviles baratos

Alcatel One Touch Idol X en distintos colores

Llega un cambio de orden en España, y la derrota se relaciona con los teléfonos móviles baratos. Lo deducimos de los datos que ha desvelado hace unos días la firma de consultoría Kantar Worldpanel. Según su información, un 59% de los teléfonos móviles que hay en manos de los españoles ya corresponden a la categoría smartphone. El crecimiento de estos terminales va a ser constante por lo que se estima. ¿Pero cómo se ha llegado a esta situación? ¿Y cómo se podría mejorar aún más?

No hay duda de que es bueno que cualquier país, especialmente el nuestro, tenga una mayor tendencia a la adquisición de terminales smartphone que a los teléfonos clásicos más básicos. Hasta hace poco tiempo era más habitual ver que las cifras resultaban positivas para los móviles sin sistema operativo, aquellos que ofrecían una pantalla simple, funciones muy simplificadas y batería de larga duración. Es posible que cada vez haya un público más adulto y de una edad más avanzada que se esté amoldando al uso de teléfonos inteligentes, algo a lo que están ayudando los smartphones que se plantean desde un punto de vista simplificado.

También ayuda, lógicamente, que las generaciones vayan avanzando y que los más jóvenes, quienes han nacido en una España que ya sabía lo que era el teléfono móvil, se estén convirtiendo en usuarios activos y de pleno derecho. Las cifras que tenemos entre manos corresponden al pasado año 2013 y se aprecia que los móviles que se venden, de forma coherente con el salto de modelo sencillo a smartphone, son más caros que los que más se vendían en 2012. Si vamos más atrás, en 2010 los smartphones solo ocupaban un 20% de las ventas en España.

Samsung Galaxy S 4 Active

La mayor presencia de los smartphones también está en sintonía con la manera en la que los teléfonos inteligentes se han convertido, poco a poco, en una herramienta fundamental del día a día. Ya no concebimos salir de casa sin llevar el móvil en el bolsillo, sin mirarlo cada pocos minutos y sin hacer operaciones u acciones con el mismo a través de aplicaciones. Usamos una aplicación para reservar restaurante, para consultar el tráfico, para saber qué tiempo hace o para disfrutar de juegos en nuestro tiempo libre.

Hay quien dice que los smartphones, y esto podría ser correcto, empezarán a perder fuelle y a quedar en segundo plano cuando los wearable empiecen a triunfar. Hoy por hoy la progresión en España se nota a la inversa y es muy probable que esto siga de la misma manera hasta dentro de mucho tiempo. Porque los smartphones siguen mejorando mientras los terminales más baratos se quedan de lado. Esto ha llevado a que muchos fabricantes tengan que replantear su vía de negocio. ¿Seguir trabajando en crear móviles baratos sin capacidad smartphone o cambiar de aires e intentar adaptarse a las exigencias del nuevo mercado en el que se encuentran? ¿Es posible crear smartphones muy baratos que tengan interés para los usuarios?

Lo que se está comprobando es que dentro de la categoría smartphone los modelos más económicos no tienen un espacio especialmente importante en comparación a los terminales más potentes. Siempre hay un punto medio, y a medida que los móviles sin capacidad inteligente vayan fallando es posible que aparezcan más y más smartphones baratos de interés, pero de momento la situación está muy clara.

Entre los fabricantes que están exprimiendo la potencia de los smartphone quien mejor está jugando sus cartas es Samsung. La empresa coreana tiene un 40% de todos los teléfonos móviles que se han vendido en el pasado año 2013. El segundo puesto no lo ocupa Apple, algo que ya era de imaginar a la vista de cómo la compañía de la manzana no termina de conectar con el público español, sino que es una posición de Sony. La japonesa tiene un 15%, lo que la deja muy detrás de Samsung, pero en un lugar clave para entender que la compañía está haciendo un trabajo muy sólido en España. La carrera de los smartphone la siguen en España LG con un 12% y Nokia con un 5%. Para encontrar a Apple hay que bajar hasta el 4%, lo que deja en evidencia a los iPhone.

iPhone 5s con caja

¿Qué es lo que más importa a los usuarios a la hora de comprar un móvil en España? No resulta ser la calidad, al menos por los datos que proporciona Kantar Worldpanel. Según esta información un 74% de los usuarios que han adquirido el iPhone está satisfecho con la calidad del producto e incluso se lo recomendarían a otras personas. ¿Entonces por qué no es el terminal de Apple el más exitoso? También se muestran muy complacidos los usuarios que han adquirido móviles de la española bq, que ahora que se introducirá en el mundo de Ubuntu ganará más popularidad. Solo un 27% de quienes han comprado un móvil de Samsung reconocen estar satisfechos.

¿Tienen que abrir los ojos los españoles en este periodo de transición en el cual abandonan los móviles baratos sin capacidad inteligente y saber qué comprar? Samsung lidera, pero no cumple con las expectativas. En 2014, con el crecimiento de la venta de smartphones, los datos podrían ser muy diferentes.

Related Post