[Examen] Alcatel OT 708 One Touch MINI: el triunfo de la sencillez

Si tuvieramos que elegir un concepto que resumiera el carácter del Alcatel OT 708 One Touch MINI, sería simplicidad. Se trata de un teléfono fundamentalmente simple, en el buen sentido de la palabra.

Quien busque en este modelo las últimas innovaciones y un sinfín de prestaciones, evidentemente se va a llevar una decepción. Pero quién esté buscando un terminal fácil de utilizar, fiable y con las prestaciones suficientes para salir cómodamente del paso, encontrará en el Alcatel 708 una opción perfecta.

Una de las principales virtudes de este teléfono es, sin duda, su tamaño y su peso. Con unas dimensiones de 96 x 52.4 x 14.6 milímetros y un peso que ronda los 80 gramos, podemos dar fe de que, el Alcatel 708 es el teléfono ideal para llevar en el bolsillo cómodamente. Eso sí, tras haberlo probado, podemos decir que aquí surge una ligera pega: la función de vibrador del terminal es, para nuestro gusto, demasiado débil, de forma que es relativamente habitual que, teniendo el teléfono en este modo y en el bolsillo, veamos aumentar el número de llamadas perdidas.

En cuanto a las características técnicas, tiene una pantalla de 2.4 pulgadas, cámara de 1.3 megapixels, reproductor MP3/MP4, radio, ranura microSD para expansión de memoria, Bluetooth Stereo y Organizador. La pantalla es táctil y resulta muy precisa, aunque extramadamente sensible, y eso no siempre es bueno. Por ejemplo, al recibir una llamada, resulta difícil sacarse el teléfono del bolsillo sin descolgar, ya que al rozar la pantalla la llamada se coge automáticamente, y esto sucede casi siempre. Además, esta sensibilidad también provoca que, en numerosas ocasiones, mientras hablamos ‘sufrimos’ las vibraciones de la pantalla, al tocarla con la oreja. No es agradable, pero tampoco es una pega que nos deba hacer descartar este teléfono.

Para hacer uso de la pantalla táctil, el Alcatel OT 708 viene equipado con un lápiz perfectamente integrado. Aunque hay numerosas funciones que podemos hacer simplemente con el dedo, sin necesidad de desenfundar el ‘palito’. Por ejemplo, no es necesario para hacer llamadas ni mandar mensajes, aunque otras funciones, como navegar por la agenda, si resultan realmente incómodas sin el lápiz.

En cuanto a la conectividad, poco hay que destacar en este terminal, que no está para nada pensado para un uso profesional. Lo mismo ocurre con la memoria interna, que se queda cortísima con 5MB, aunque este problema sí es solucionable gracias a que admite tarjetas microSD de hasta 4 GB. La pega en este sentido es que la ranura para insertalas resulta muy incómoda, y exige que desmontemos la batería para acceder a ella.

Y, hablando de la batería, aunque oficialmente tiene una duración de 8 h en conversación y 350 en espera, en la práctica y con un uso muy moderado, el terminal exige ser cargado cada dos días aproximadamente. Además, mientras el teléfono está en carga, se pueden recibir llamadas pero no se puede navegar por los menús, al menos en el terminal que nosotros hemos tenido ocasión de probar.

Por lo demás, y como decíamos al principio, el Alcatel 708 es una muy buena opción para los que buscan un teléfono táctil pero sencillo, sin grandes alardes tecnológicos pero fiable, robusto, cómodo y, sobre todo, muy fácil de usar. En relación calidad precio, aprueba con creces.

(+) A favor

* Una pantalla táctil precisa.
* Su simplicidad de manejo.
* Tiene unas dimensiones y un tamaño muy contenidos, que lo convierten en un terminal muy cómodo.

(-) En contra

* La cámara tiene una resolución escasa: sólo 1,3MP.
* La conectividad no es uno de sus puntos fuertes.
* La memoría interna, con 5MB, resulta escasísima.

Related Post