El FairPhone alcanza su objetivo, los valores sociales primero

FairPhone  2

¿Y si existiera un teléfono de gama smartphone de primera categoría que no buscara lucrarse ni conseguir tantos beneficios como hacen Apple, Samsung, HTC y tantas otras empresas? Hay un nuevo chico en la oficina y se llama FairPhone, el cual, como su propio nombre indica, tiene el objetivo de ser un móvil “honrado” (del inglés “fair”). Sus creadores prometen una producción y una tasación de coste transparente, un diseño flexible y abierto, así como el uso de recursos libre de conflictos.

Los creadores del móvil en cuestión son bastante ambiciosos, dado que indican que su objetivo es competir de tú a tú con dispositivos de la talla del Samsung Galaxy S 4, el iPhone 5 o el HTC One. No hay muchos detalles acerca de cómo pretenden conseguir esto, pero, si lo consiguen, posiblemente contarán con el apoyo de los usuarios.

Lo que proponen a nivel técnico no suena nada mal: procesador quad-core modelo Mediatek 6589, pantalla qHD de 4,3 pulgadas y resolución de 960 x 540 píxeles, combinación de sensores de cámara de 8MP y 1,3MP, así como 16GB de almacenamiento interno. La plataforma operativa no debería sorprender a nadie, pero se trata del sistema Android, lo que tiene sentido si tenemos en cuenta que los creadores del móvil buscan alcanzar la máxima flexibilidad. No obstante, no nos encontraremos con Android tal cual, sino que estará de por medio una interfaz especial que ha sido creada por Kwame Corporation. Así mismo, la forma en la que Android está presentado es sensible a que sea hackeada con sencillez, siendo algo que reconocen los propios responsables del terminal.

FairPhone 1

Cuando hablamos de su propuesta también hay que destacar que tendrá espacio para doble SIM (combinando 2G y 3G), memoria microSD y conector microUSB. Para ahorrar costes y porque no quieren preocuparse de la presentación y los detalles bonitos, el FairPhone se vende sin caja, sin cargador o sin cable USB. Lo que nos falte lo tendremos que poner por nuestra cuenta, pero a estas alturas obtener un cargador de smartphone tampoco es algo complicado.

¿El precio? De momento se habla de 325 euros en una edición limitada que ya se puede reservar, sin contrato ni nada por el estilo. El objetivo inicial era vender 5000 unidades y al final ya se han superado las diez mil, por lo que el límite se ha establecido en 20.000. Se espera que los primeros ejemplares se envíen en el mes de octubre.

Vía: Slash Gear

Related Post