Historia de Nokia: Lo que fue, lo que es y lo que podría ser

Nokia evolucion

La historia de Nokia: quién ha sido, quién es y quién será, son tres aspectos que dan mucho juego cuando hablamos de una de las empresas de telefonía móvil más importantes del mundo. ¿Quién no ha tenido un móvil fabricado por esta empresa? Los más jóvenes serán los que más difícil tengan responder de forma afirmativa, algo que habla claro de la fuerza que está perdiendo esta clásica del mercado en las tiendas.

Si nos remontamos al origen de Nokia, el clásico e inicial, tenemos que viajar atrás en el tiempo hasta los tiempos de las fotografías en blanco y negro. Porque la empresa es mucho más antigua de lo que podamos imaginar, aunque es obvio que en sus orígenes no se dedicaba a la fabricación de teléfonos móviles. Sus orígenes se llevaron a cabo en el año 1865 de la mano del minero Fredrik Idestam. Este construyó un molino de pasta mecánica en Tampere, en Finlandia. Se dedicó a la fabricación de papel y el segundo lo construyó cerca de Nokia. Le fue tan bien que en 1871, con la ayuda del vendedor Leo Mechelin, convirtió la empresa en una sociedad anónima y le cambió el nombre a Nokia Company. Un cambio de dirección, dado que abandonó su cargo Idestam y adoptó el control Mechelin, permitió que la empresa se introdujera en el mercado de la electricidad. Esto ocurría en 1902 y aún estamos décadas a distancia de ver el primer teléfono móvil. Tened un poco de paciencia, por favor.

En 1914 falleció Mechelin y en 1916 lo hizo Idestam, lo que dejó a Nokia sin sus dos fundadores. Pero el tiempo iba pasando. Nokia, a inicios de 1900 Nokia comenzó a trabajar en productos de goma. Se vinculó con la empresa Rubber Works, que la uso de contrata. Su negocio se impulsó debido a que fue contratada por Cable Works, una empresa dedicada a la producción de cables telefónicos. Las cosas iban entrando en su cauce.

Rubber Works Nokia

Pero Nokia, debido al efecto de la Primera Guerra Mundial, se cayó con todo el equipo, no estuvo bien administrada y por muchos motivos se acercó al cierre de la empresa. Esto llevó a que Rubber Works apareciera como ángel caído del cielo y comprara el negocio. Después Rubber Works también compró Finnish Cable Works y fue uniendo negocios bajo su paraguas empresarial. El negocio fue bien administrado, tuvo un papel eficiente en el desarrollo tras la Segunda Guerra Mundial y estuvo en posición de evolucionar.

Saltamos hasta finales de los años 60. Todas las empresas que Rubber había comprado y la suya propia se combinaron en 1967 en el establecimiento de Nokia Corporation. El nombre de la empresa podría haber sido cualquiera, pero se estableció este y pasó a la historia. Se dedicó a la producción y fabricación de absolutamente todo lo que podía. La compañía tenía infraestructuras que había mantenido de sus respectivos negocios, así que podía hacer todo el negocio que quisiese. El primer presidente de Nokia Corporation, Björn Westerlund, lo dirigía todo y controlaba a cada uno de los jefes de división. Años después, en los 90, otro cambio de dirección llevó a que la mayor parte de las divisiones de Nokia se dividieran en otras empresas. Volvíamos a los orígenes. Por ejemplo, el negocio de papel que primero dio sentido a Nokia se independizó en la forma de Nokian Paperi.

El negocio de Nokia como empresa se especializó en tecnología de telecomunicaciones, sector en el que ya habían fabricado sus primeros móviles. Estos primeros teléfonos de mano se vieron en la década de los 80, aunque no tuvieron una presencia real en el mercado a nivel de usuario. Después Nokia aumentaría su presencia y se convertiría en lo que ha llegado a ser.

Nokia 3100

¿Pero qué es ahora Nokia? La compañía ha vivido subidas y bajadas, situaciones en las que ha estado a punto del cierre como ocurrió décadas atrás. Pero actualmente se encuentra estable debido a los movimientos corporativos ocurridos en 2013. En este año Microsoft, una de las gigantes del mercado tecnológico, realizó la adquisición de la división de dispositivos móviles de Nokia. Es otro de los acontecimientos que ha quedado grabado en la historia de la compañía. Microsoft no solo compró la división, lo que significa que tiene control absoluto sobre el futuro de los dispositivos de Nokia, sino que también adquirió los últimos 10 años de licencias y patentes. Esto coloca a la compañía de Windows en una posición muy aventajada en el universo de los terminales móviles.

Para Microsoft ha sido fundamental unir a su conglomerado corporativo el historial de Nokia, dado que la compañía ya se ha convertido en la pieza clave que Windows Phone necesitaba para que el sistema se pudiera expandir entre los usuarios. Aunque Nokia estaba pensando en desarrollar teléfonos móviles con Android, algo que podría haber sido bueno o malo para la empresa, al final la compra de Microsoft les obliga a trabajar con su sistema operativo. No es algo necesariamente negativo, dado que la identidad actual de Nokia, los teléfonos Lumia, están creciendo y cada vez dándose más a conocer.

Tras la venta a Microsoft, que se cerrará de forma definitiva en 2014, hay tres negocios que Nokia mantiene activos y en los que deposita toda su atención. Uno de ellos es el relacionado con el servicio de mapas que han popularizado desde tiempo atrás y que siempre le ha interesado a Microsoft. El otro es el vinculado con las tecnologías avanzadas y el último es el que comprende las soluciones y redes de Nokia para su infraestructura. Bajo los términos del acuerdo de venta, o más bien de licencia, dado que la propiedad de Microsoft sobre Nokia terminará en un periodo de 10 años, la compañía estará destinada a crear smartphones de la propia empresa Microsoft.

Nokia Lumia 520 1

¿Qué podemos esperar de Nokia en el futuro? Su contrato con Microsoft va a ser fundamental. Muchos ejecutivos de Nokia se van a pasar a Microsoft, como su CEO, que obtendrá un cargo de relevancia en la empresa de Redmond. Nokia no podrá usar su nombre, “Nokia”, en los smartphones y dispositivos que produzca, algo que posiblemente reducirá la presencia de la compañía a nivel de usuario. Así, aunque sepamos que los Lumia están fabricados por Nokia, no habrá forma de identificarlo realmente. Debido al contrato de venta, Nokia va a perder las dos líneas de producto en las que ha estado trabajando en los últimos tiempos: Lumia y Asha. Ambas son marcas que quería tener en propiedad Microsoft y que a Nokia no le ha importado ceder. Más allá de su contrato con Microsoft el destino de Nokia es inimaginable.

Related Post