Liquipel y WaterBlock protegen el iPhone del agua sin tener que recurrir a una carcasa

Proteger un iPhone del agua supone introducirlo en una carcasa que hace que este smartphone resulte más aparatoso y pierda buena parte de su atractivo.

En el CES 2012 se han visto diversas posibilidades para superar este obstáculo, algo que ha llamado la atención de los visitantes.

Es el caso de Liquipel, cuya idea es crear una capa de tipo oleofóbico que, dicho de forma simple, repele el agua.

Es una capa de tamaño nanométrico que apenas resulta visible para el ojo humano y que mantiene la electrónica funcionando incluso cuando el dispositivo está dentro de un cubo de agua.

El único inconveniente es que requiere una pequeña instalación y no se puede hacer en casa de forma sencilla, sino que es necesario enviar el terminal al fabricante de este invento para que lo instale.

El precio de la operación es de 59 dólares, unos 45 euros al cambio.

HzO

Por otra parte, una firma llamada HzO utiliza un compuesto químico de su propiedad y materiales para dar forma a WaterBlock, que sella el dispositivo desde dentro hacia afuera sin afectar a las funciones o su estética. Este sistema difiere de lo que plantea Liquipel, dado que da protección al terminal desde dentro, a nivel molecular, dando seguridad a cada uno de los componentes electrónicos de forma individual.

Pero, aunque suene prometedor, de momento HzO no está buscando licenciador para la tecnología y esposible que algún fabricante de móviles se la compre para introducirlo en sus terminales.

Vía: 9 to 5 Mac

Tema relacionado: EscapeCapsule, la carcasa para usar el iPhone 4 hasta debajo del agua

Tema relacionado: Las 10 carcasas más frikis para iPhone

Related Post