Palm, Nokia y BlackBerry han caído. ¿Quién es la siguiente?

Palm, Nokia y BlackBerry logo

Palm, Nokia y BlackBerry fueron en el pasado los reyes de la telefonía móvil, pero han caído. ¿Cuál será la siguiente empresa que acabará en la misma situación que ellas? Este sector no perdona y amenaza con hacer pasar dificultades a quienes no sepan reinventarse así mismas.

Es importante precisar que ni Palm ni Nokia han desaparecido del todo. Es cierto que siguen existiendo en el mercado, pero con un statu quo muy distinto al que tuvieron en el pasado. Se puede decir que han caído en desgracia y que han pasado a tener un papel secundario del que posiblemente no podrán escapar. Ambas empresas han perdido el éxito que tuvieron y ya no pintan demasiado en el sector. Palm intenta existir entre LG y HP, mientras que Nokia le ha vendido su alma a Microsoft y todavía intenta destacar por mucho que su nuevo propietario le ate piedras a los pies.

BlackBerry ha sido la última en unirse al club, estando al punto del cierre y preparando una operación de venta que no sabemos cómo terminará. BlackBerry era sinónimo de éxito en el mundo hace unos pocos años. A los profesionales les gustaba por su seguridad y a los jóvenes por su mensajería. Ahora no hay nadie que le preste atención y lejos han quedado los días en que sus teclados eran utilizados por el público. Está a medio camino entre despedir a todos los empleados que quedan en la empresa y venderse en una operación que se espera que se cierre pronto.

HTC también es un nombre que tiene el peligro a su alrededor. Llevan demasiado tiempo detrás de Samsung, tratando de imitar lo que sus rivales hacen para realizarles la competencia. Pero la estrategia no está funcionando del todo, a menos no de la forma en la que lo desearían. El HTC One ha sido un gran móvil e incluso supera a los Galaxy S en numerosas características, pero no es perfecto y sufre el problema de no conectar en su totalidad con el público. Es cuestión de tiempo que la empresa se canse de tropezar y que acabe bajando tanto la calidad que vaya desapareciendo del panorama.

LG Optimus 4X HD en el Mobile World Congress 2012

A LG le ocurre lo mismo que a HTC, sigue vendiendo una buena cantidad de teléfonos móviles, pero su cuota de mercado en comparación a la de Samsung es tan baja que existen pocas razones para imaginar que vayan a convertirse en un nombre destacado del sector. Van a necesitar innovar si quieren ser alguien que destaque y quizá para ello deban adoptar alguno de los nuevos sistemas operativos móviles que llegan al mercado en la actualidad. No obstante, quién sabe si apoyar Jolla, Firefox o Ubuntu será suficiente para la supervivencia de LG.

¿Cuál creéis vosotros que será la siguiente marca en caer?

Vía: Pocketnow

Related Post