5 pasos a seguir antes de reciclar tu móvil

Copia de seguridad

Si tenemos pensado cambiar de móvil tenemos que llevar a cabo 5 pasos para reciclarlo. Esto nos permitirá deshacernos de nuestro terminal de una manera simplificada y totalmente segura, sin dejar ningún cabo suelto en el proceso.

El primero paso a seguir es realizar una copia de seguridad de todos los datos que tengamos almacenados en nuestro teléfono. Para ello puedes optar por varias opciones gracias a los últimos avances del sector. Una de las posibilidades es copiar todos los archivos a la nube, donde estarán muy seguros hasta que los recuperemos en nuestro próximo dispositivo. La otra de las opciones es la más tradicional: copiar los archivos a nuestro ordenador, para que los tengamos muy a mano.

A continuación ponte en contacto con tu operadora, al menos si tienes la intención de dejar el servicio y cambiar a otra empresa. Asegúrate de hacer lo necesario para que en tu nuevo dispositivo tengas el servicio móvil habilitado.

El tercer paso se divide en dos variantes. Por un lado la del iPhone, y hablamos de un reset de fábrica. Con esto te asegurarás de borrar cualquier elemento personal que se pueda haber almacenado en el móvil. Entra en ajustes, luego general y después reset. Marca “Borrar todo el contenido y ajustes”. Por otro lado la de Android. Por desgracia, hay mucha variedad entre los distintos tipos de móvil con Android, así que no es posible dar una indicación precisa sobre cómo realizar este reset. Busca algún tipo de indicación donde ponga “reset de datos de fábrica”.

Los usuarios de Android también podrán flashear su teléfono. El proceso es un poco más complicado, pero tiene la misma utilidad y unos buenos resultados. Realiza lo que tengas que hacer en tu móvil para entrar en el modo de recuperación. Luego navega hasta la opción correspondiente al reset de fábrica y espera pacientemente, dado que el proceso puede tardar algunos minutos.

Tarjetas SIM

El cuarto paso es mucho más sencillo y solo requiere un poco de esfuerzo físico: quita las dos tarjetas de tu dispositivo. Primero saca la tarjeta SIM y luego la de memoria SD. Esta última es posible que no la tengas en tu terminal, en ese caso no te agobies, quita solo la SIM. Esto se tiene que hacer porque la tarjeta SIM tiende a almacenar algunos archivos, como fotografías o datos de contacto, y todo esto se puede conservar incluso si hemos realizado un reset de fábrica. ¿Qué hacer con la tarjeta SIM? En este caso comprueba que no te sirva para tu próximo móvil. Si no sirve, destrúyela y acaba con ella sin miramientos.

Último paso para reciclar tu teléfono: compruébalo todo por segunda vez. Ten claro que has borrado todos los datos, que no hay fotos, ni contactos, ni nada de nada.

Vía: Mashable

Related Post