Geeksme, un sexwatch para medir tu rendimiento sexual

Geeksme

El mercado wearable sigue sorprendiéndonos, en este caso con el GME1 de Geeksme, un sexwatch que ha sido fabricado en España. Eleva el concepto del smartwatch hacia el terreno sexual y su popularidad coloca el terminal hacia territorio internacional. Con él vamos a poder monitorizar nuestra actividad sexual de una manera plena.

El sexo más tecnológico

A los wearables tradicionales se les une en este caso uno que se enfoca hacia algo totalmente distinto, pero que todos practicamos. Porque si hablamos de actividades más habituales, seguro que coincidís con nosotros en que el sexo es una acción que realizamos habitualmente de manera más frecuente que el deporte generalizado.

Está denominado como un sexwatch y nos lo colocamos en la muñeca como si fuera un smartwatch tradicional. Los datos que nos proporciona nos ayudarán en el día a día de distintas formas. Conseguiremos datos acerca del rendimiento sexual del que disfrutamos, lo que nos llevará a saber si somos tan buenos como creemos, y también nos encontraremos con consejos para mejorar en cuanto a lo que hacemos debajo de las sábanas. Junto a esto el wearable dispone de varios factores que nos permiten utilizar el wearable con otros usos más tradicionales. De eso hablaremos después, porque queremos concentrarnos en el modo Love.

El modo Love es el que realiza un seguimiento a nuestra actividad sexual. El software que incorpora el wearable realiza un sistema estadístico que analiza nuestro rendimiento. Nos informa del tipo de amante que seamos con un indicador en forma de animal. Podemos ser un pulpo, un caballo, un erizo o un tigre, entre otros animales. Si nos esforzamos más y más en la cama iremos viendo cómo vamos mejorando y transformándonos en distintos animales. Cuando estemos orgullosos del resultado podremos incluso compartirlo en las redes sociales.

Lovers Watch

Otras funciones

Hagamos especial hincapié en que el wearable tiene otras funciones más propias de los demás smartwatch que hay en el mercado. Uno de los modos de los que dispone se enfoca al fitness, permitiéndonos llevar un registro del deporte generalizado que llevamos a cabo. Esto significa que se contabiliza la distancia que recorremos, los pasos que damos, las calorías quemadas y este tipo de datos que se consideran imprescindibles en un wearable.

Otro de sus modos da la opción de que contabilicemos y analicemos nuestros periodos de sueño. Este modo recibe el nombre personalizado de g!sleep y nos permite realizar un seguimiento de cómo dormimos. Se mantiene activo de forma permanente e incluso nos sorprende porque es capaz de saber si hemos dormido de manera adecuada o si nos hemos despertado en varias ocasiones. El tercer modo en discordia es el que recibe el nombre de ecological, siendo este en el cual se combinan los datos de los tres modos principales. El objetivo de esta combinación de datos es para determinar cómo afecta la presencia de cada persona al medio ambiente.

Por otro lado, no nos olvidemos de sus rasgos técnicos. El wearable cuenta con pantalla táctil de tipo OLED con sistema de iluminación LED y formato circular. Una buena noticia es que resiste el contacto con salpicones por medio de la certificación IP65, pero tengamos en cuenta que no resistiría si lo metiéramos bajo el agua. Su batería es de 55 mAh, con carga en 1 hora y media y duración activa de 5 días constantes. Es compatible con iOS y Android, conectándose a los móviles mediante conectividad Bluetooth. El precio es de 89,90 euros y ya se puede adquirir online en España. Con una nueva tienda disponible en la red la empresa busca ahora captar el interés de los usuarios internacionales a fin de dar a conocer más su producto.

Vía: Geeksme

Related Post