El LG V10 llega a España

LG V10 1

Ha tardado, pero ha llegado. LG se ha tomado con calma el desembarco oficial de su móvil LG V10 en nuestro país, donde estábamos esperando con ganas este debut. Llega con la intención de aportar algo revolucionario, dado que dispone de un total de dos pantallas funcionales de manera independiente. No es algo que se vea todos los días.

Que el evento de presentación del móvil haya contado con la presencia de un futbolista es lo de menos (Fernando Torres, del Atlético de Madrid), puesto que lo que nos interesa realmente es el móvil. No es la primera vez que hablamos del dispositivo, pero es posible que hasta ahora no os lo «hayáis tomado en serio», por aquello de no tener acceso al móvil en las tiendas. Esto cambia ahora y lo hace por todo lo alto, porque os podemos decir que ya lo podemos adquirir por un precio inicial de 699 euros. Si estabais esperando a comprar un nuevo smartphone, no dudéis de que esta es una buena opción, sobre todo para quienes buscan algo diferente.

¿Pero qué tiene este móvil y no el resto?

Ya os lo hemos dicho antes: una doble pantalla. Lo que seguro que estáis pensando es que no sabéis cómo se digiere exactamente lo de la doble pantalla. Y es lógico, porque no es fácil entenderlo a la vista de la falta de referencias. Por un lado tenemos la pantalla principal, la de toda la vida. Esta tiene un tamaño de 5,7 pulgadas, lo que está muy bien en el contexto de las exigencias actuales.

Pero la particularidad es que superpuesta a ella tenemos una pantalla en posición horizontal. Lógicamente, es más pequeña, dado que de otra manera la combinación sería imposible. En este caso estamos hablando de un tamaño de 2,1 pulgadas. La resolución también se reduce, siendo de 160 x 1040 píxeles (curiosa resolución, pero lógica por el formato horizontal). Esta pantalla secundaria no es una cualquiera, dado que es de tecnología IPS LED, o dicho de otra forma, como las que tienen muchos smartphones actuales.

¿Para qué sirve la pantalla pequeña? Tengamos un factor en cuenta: la pantalla pequeña nunca se apaga, sino que está encendida de manera constante. Esto tiene mucho sentido, puesto que la mayor parte de las veces en las que encendemos la pantalla del móvil (cualquier móvil) es con el objetivo de mirar cosas muy insignificantes. Por ejemplo, la hora, el día en el que estamos, el tiempo o las notificaciones que hemos recibido. Todo eso lo podemos ver en la pantalla secundaria. Incluso podemos ir un poco más allá y elegir apps que aparezcan en ella para acceder más rápidamente a sus funciones o ver si han recibido notificaciones. Así que en lugar de gastar más batería por pensar que esa pantalla está siempre encendida, lo que haremos será gastar menos batería y economizar más.

Cuando lo necesitemos, por supuesto, tendremos disponible la pantalla principal, una qHD que está perfectamente capacitada para todo lo que necesitemos. Esta pantalla obviamente no es curva como ha podido ocurrir en otros modelos recientes. Era lógico que con la incorporación de la pantalla secundaria no había ningún motivo por el cual también introducir un cristal curvo. Al final la combinación de dos pantallas puede ser mucho más útil que el aporte que ofrecen las pantallas curvadas, al menos si nos acostumbramos a ella.

LG V10 2

¿Y qué más garantiza el terminal?

Otro incentivo que garantiza el LG V10 es que no solo dispone de dos pantallas, sino que además es más resistente a lo habitual en comparación con otros smartphones. En lugar de ser más frágil por tener doble pantalla es más resistente. Es capaz de soportar caídas en posición parada y en movimiento. Para que no salga mal parado el dispositivo tiene dos rasgos en los que LG ha depositado una especial atención. Uno de ellos es el certificado de seguridad y resistencia militar, lo que asegura que ya podéis darle golpes, que seguramente no le ocurrirá nada. El otro es la presencia de doble capa de cristal protector en las pantallas. Con eso nos podemos sentir muy seguros de que el móvil siempre estará en buen estado. Para demostrarlo, en el evento de presentación un LG V10 fue tirado al suelo y se pudo apreciar que no le pasó nada.

El dispositivo destaca también en sus cámaras. Tiene sensor trasero de 16MP y frontal de 5MP. En este segundo caso la cámara es doble, así que os podéis imaginar que los selfies salen de muerte. Los dos sensores, tanto trasero como frontal, disponen de la última tecnología para hacer fotos y grabar vídeos bajo un gran rendimiento.

Su procesador es un Snapdragon 808 de Qualcomm de seis núcleos y la memoria RAM es tan poderosa que cuenta con 4GB. A nivel de almacenaje es interno de 32GB con expansión microSD hasta 2TB, lo que lo convierte en una máquina de gran potencia. Y todo esto presentado con batería de 3000 mAh y un peso de 192 gramos.

Vía: ABC

comprar-smartphones-LG

RelatedPost