El ridículo del FBI en el asunto del iPhone

iPhone 5C frontales

Qué vergonzoso es todo el asunto del FBI y el iPhone cazado en San Bernardino. Nos produce ese típico sentimiento de vergüenza ajena que seguro que compartís con nosotros, cuando vemos a alguien que conocemos haciendo algo inapropiado y el mundo nos mira. Lo del FBI es como para darles de collejas hasta el amanecer.

Vergüenza, vergüenza

Nos gustaría ver a los responsables del FBI que montaron todo el tema del iPhone haciendo un paseíllo como el de Cersei en Juego de Tronos. Qué situación más vergonzosa. Y en los últimos días se ha desvelado información que empeora las cosas. Principalmente porque se ha confirmado que descifrar el iPhone ha costado menos de 1 millón de dólares. “Menos”, porque antes se pensaba que la cantidad era superior, lo que resultaba simplemente delirante.

El problema de todo es que como dice el titular del artículo de CNET que tomamos como referencia “han pagado 1 millón de dólares por el hack del iPhone y no saben cómo funciona“. Así es la realidad, el FBI no tiene ni idea de porqué ha pagado ni de qué debe hacer para beneficiarse de ello. El móvil que se quería descifrar era un iPhone 5C que se pensaba que podría marcar diferencias en la investigación de la matanza ocurrida meses atrás en Norte América.

La modificación del iPhone, el hack, la hizo una empresa de la cual no se ha revelado la identidad. Pero solo hay que recordar que hace unos meses ya se dijo que había una compañía de Israel que le había ofrecido sus servicios al FBI con este objetivo. Así que posiblemente se trate de ella, lo que implica que no exista ningún tipo de misterio. Esta empresa se supone que ha creado un hack que permite desbloquear el iPhone 5C en general, no solo la unidad capturada en San Bernardino. Lo problemático es que el FBI no sabe cómo utilizarlo.

iPhone 5C colores

Problemas para el FBI

Lo que pagó el FBI fue la creación de un mecanismo y su uso continuado en el futuro. Pero quizá la empresa responsable del hack les toreó un poco. Les ha dado un sistema que se puede convertir en un arma de doble filo, puesto que les ha servido una vez, pero no podrán volver a sacarle partido. Si quieren hacerlo quizá tengan que contactar de nuevo con esa empresa e imaginamos que la tarifa que les pasarán no será precisamente reducida. Esta podría ser la forma de hacer las paces con la comunidad de hackers, dado que hay mucho odio hacia quienes se vendieron al FBI a cambio de menos de 1 millón de dólares.

Por otro lado, y para más inri, no hay que olvidar que el iPhone 5C en cuestión parece que no ha aportado nada de valor a la investigación. Lo encontrado por el momento no es de valor. El objetivo es descubrir si los terroristas encargados de la matanza tenían colaboradores que puedan estar preparando otro tipo de incidente.

La que tampoco cambia de opinión es Apple, que sigue insistiendo en que ellos no van a limitar la seguridad de los usuarios. Es más, van a reforzarlo para que no tenga ningún tipo de agujero por el cual se puedan colar los hackers como ha ocurrido en este caso. El iPhone se supone que tiene que ser el estandarte de un alto nivel de rendimiento y de la máxima seguridad. Porque si el iPhone se doblega ante la voluntad de las organizaciones, entonces sí que se podrá estar hablando de una situación problemática donde la libertad se reduzca de forma considerable. Habrá que ver qué pasa en el futuro.

Vía: CNET News

Related Post