Samsung Galaxy A8, el smartphone más delgado del mundo

Samsung Galaxy A8 2

Hemos leído tantas veces la afirmación de “el smartphone más delgado del mundo” que nos tenéis que permitir que cada vez le demos menos relevancia. Pero si cada 6 meses llega un nuevo móvil dispuesto a obtener este título, la cosa al final cansa. Aún así, el Samsung Galaxy A8 se lo quiere ganar por todo lo alto, dado que su grosor es de solo 5,9 milímetros. ¿Pero será el smartphone tan sorprendente como nos lo intenta vender Samsung?

Delgado, pero respetable

No, no va a ser el sucesor del Galaxy S6. Si estáis un poco al tanto del catálogo de Samsung sabréis reconocer que los modelos de la gama A no son terminales que lleguen a ofrecer el máximo rendimiento del mercado. Son buenos dispositivos, sin duda, y suelen tener siempre “algo” que les aporta valor añadido, pero no van dejar el iPhone por los suelos en términos de rendimiento. Por ello, cuando leemos que el Samsung Galaxy A8 es un móvil que complacerá a los usuarios que buscan un terminal muy delgado, pero que además ofrezca buenos componentes, lo entendemos. Está clara la idea: es un smartphone delgado y ligero, pero no tan malo como otros que han intentado ofrecer lo mismo.

Los chinos ya lo tienen a su disposición y están maravillados con su grosor de 5,9 milímetros y su peso de solo 151 gramos. Son logros importantes. La carcasa es de metal en su totalidad y el marco es muy reducido, lo que implica que no hay problema en que la pantalla, una OLED de 5,7 pulgadas, proporcione un buen rendimiento.

El procesador se trata de un modelo Qualcomm Snapdragon 615 de ocho núcleos a velocidad de 1GHz, acompañado por un sensor de cámara trasero de 16MP y por uno frontal de 5MP. La memoria RAM es de 2GB y el almacenamiento interno de 16GB. También tiene, como dijimos antes, lector de huellas dactilares y dispone de un sistema que detecta el movimiento de la mano para que lo usemos como activador de un temporizador para las fotos. La batería, por su lado, es bastante grande, de 3050 mAh, lo cual es notable teniendo en cuenta las medidas del móvil.

Si nos quedamos sin espacio de memoria interna tenemos expansión externa por microSD de un máximo de 128GB, así que en ese sentido no hay ningún problema. También tenemos conectividad Wi-Fi 802.11 a/b/g/n, GPS, chip NFC, 4G LTE y Bluetooth 4.1. No se puede decir que le falte algo en términos de conexión.

Samsung Galaxy A8 1

Para que llegue a más usuarios, se pone a la venta en tres colores: negro, oro o blanco. ¿Y el precio? Lo podemos adquirir por unos 472 euros, lo que no viene a estar nada mal teniendo en cuenta lo que proporciona, aunque el precio es un cambio de moneda y no resulta definitivo por si algún día lo llegamos a ver en Europa.

¿Mola o no mola?

Pues mola, está claro. El Samsung Galaxy A8 viene a desmarcarse de la obsesión de proporcionar a los usuarios el mejor catálogo de componentes para optar por la obsesión del formato reducido en su máximo esplendor. Nos parece bien, dependiendo de lo que estéis buscando. Es una buena demostración del potencial que sigue teniendo Samsung, lo que ayuda a confirmar que la empresa coreana solo tiene que plantear sus dispositivos de forma correcta para que lleguen al público.

Lo único que quizá no nos convence es que el precio, puestos a ser exigentes, aún nos gustaría que fuera un poco menor. Pero tampoco nos podemos poner exigentes sabiendo todo lo que ha logrado sumar el fabricante en este terminal. Ahora solo hace falta ver si de verdad van a llegar a los usuarios, a quienes tienen la difícil tarea de atraer después de varios teléfonos que no han sido especialmente notorios. En su contra tienen que fabricantes como Xiaomi están teniendo cada vez una mayor popularidad. Pero es Samsung, lo puede lograr.

Vía: CNET

comprar-smartphones-Samsung

Related Post