El wearable deportivo del futuro: un tatuaje

¿Cómo serán los wearables del futuro? Hay quien opina que serán tatuajes que nos pondremos en la piel. Y es una idea que ya hemos oído varias veces, así que comienza a ser momento de darle credibilidad. Un equipo conocido como Chaotic Moon ha presentado un concepto de tatuaje tecnológico que actuaría como wearable deportivo. Se llama Tech Tat y por ahora tiene muy buena pinta.

Nos vamos a llenar de tatuajes

Hace poco tiempo Motorola presentó un diseño de tatuaje que también sería muy wearable. El papel de este tatuaje era el de desbloquear el smartphone de una manera totalmente nueva. Podía ser más avanzado, pero era un concepto. También llegamos a conocer hace no mucho un tatuaje que nos pondríamos en la piel para recolectar sudor que luego podríamos utilizar con el objetivo de cargar la batería de dispositivos.

El Tech Tat es un poco diferente, porque actuará con el mismo papel que un wearable deportivo, monitorizando nuestro cuerpo mientras hacemos deporte. Su fabricación se está llevando a cabo con pintura electro-conductora y, aunque de momento nos gustaría ver más pruebas que corroboren todo lo que se dice, su equipo de desarrollo cree que podremos utilizar estos tatuajes como sistema para monitorizar el ritmo cardíaco de una persona, el pulso e incluso la temperatura corporal. Podría ser una herramienta que cambiara nuestro día a día de forma absoluta.

El proyecto suena bien, pero los seguidores de Chaotic Moon ya saben que este equipo de genios suele quedarse en la fase de prototipo, sin acabar sus ideas en la mayor parte de los casos. Es posible que esta vez sea diferente, porque la empresa fue adquirida en el pasado verano por la compañía de marketing Accenture, y quizá exista deseo de aprovechar esta nueva idea. Por ahora ellos aseguran que se trata de un invento real y que el mecanismo funciona.

¿Pero será real?

«El Tech Tat es un prototipo que ya está funcionando», dice Ben Lamm, CEO de Chaotic Moon. «Estamos continuando con el desarrollo del producto tanto conceptualmente como físicamente. Y estamos haciendo nuevos descubrimientos y funciones interesantes cada semana».

Wearable deportivo tatuaje

El problema es que la empresa ha perdido credibilidad. En el pasado presentaron varios drones que podrían haber sido increíbles, pero que nunca se pusieron a la venta. La compañía se justifica con varias excusas y cambios de rumbo en sus desarrollos que les alejaron de completar los distintos proyectos, algo que no todo el mundo entiende. Sobre el Tech Tat dicen que les gustaría tener listo el producto en un futuro cercano. Pero, como decimos, es algo que ya dijeron en su día de otros de sus proyectos.

«No podemos conjeturar sobre cuándo la gente le podrá poner las manos encima, típicamente exploramos los mejores socios que nos podrían ayudar a llevar el Tech Tat a los usuarios», dice Lamm. Esto significa que aún nos queda para que exista la posibilidad de usar uno de estos tatuajes, así que quizá no deberíamos entusiasmarnos tanto.

Lo que no acabamos de entender, y esto ya es algo que se escapa a toda lógica, es qué gana el equipo de Chaotic Moon (más allá de la publicidad), con todos estos prototipos que luego nunca llegan a nada. Si de verdad quieren triunfar, y estamos seguros de que podrían lograrlo, tendrán que ponerse manos a la obra para que, de una vez por todas, alguno de estos proyectos llegue a ver la luz. Esperamos con mucha ilusión que el Tech Tat sea el dispositivo que finalmente consiga ser realidad. Podría resultar muy beneficioso para todo tipo de personas, tanto por temas de salud como por sus funciones deportivas.

Vía: Mashable

RelatedPost